Una crónica visual a una
montaña sagrada.

Chirripó

4 amigos, 1 peregrinaje.

En el ascenso al Chirripó se enfrentan incertidumbres. Sus cuestas interminables, ríos y páramos pueden ser un gran reto, pero, más que nada, una aventura gratificante y mágica.

Los hermanos Pucci regresaron al Chirripó durante tres noches y cuatro días, tras muchos años sin visitarlo. Sus lentes captaron el encanto de sus rincones sagrados.

Con amaneceres y atardeceres, noches estrelladas y nubes flotantes, retrataron el descubrir de una ruta abandonada por años, las implicaciones de llegar a la cima y la pureza de un paraje irrepetible.

Chirripó
3821 metros
Ficha

Ficha

300 páginas
250 fotografías
Tapa dura acabada en tela
24 cm alto y 26 cm ancho
Español e inglés

CRA2
Costa Rica Aérea 2

Ya en preventa

COMPRÁ EN PREVENTA CON PRECIO ESPECIAL Y RECIBÍ EN TU CASA UNA COPIA AUTOGRAFIADA POR LOS FOTÓGRAFOS.


3820 metros

Un tributo a los que cuidan Chirripó.

El padre de Sergio y Giancarlo, Juan José subió 30 veces al Chirripó. 30 años después de su 1er viaje, sus hijos le rinden tributo a este lugar especial y como nunca antes, retratan la gente y las comunidades que cuidan su belleza.

Este relato fotográfico, escrito por Arturo Pardo, refleja dificultades, sorpresas y la nostalgia por un escenario de significado especial para los costarricenses, para muchos extranjeros y, a la vez, para esta familia de fotógrafos.

Al Chirripó se sube acompañado. ¿Con quién subirías esa montaña?

Los autores


SERGIO, GIANCARLO Y JUAN JOSE PUCCI

La Editorial Pucci, es, como puede deducirse de todo lo anterior, un proyecto orgánico. Juntos, han producido libros de una calidad impresionante, honrando a una Costa Rica para muchos desconocida.

Con 12 libros publicados, esta editorial familiar es una de las primeras Empresas B en el país, reconocidas en el reporte Best for the World por su impacto social y ambiental positivo.

ARTURO PARDO

Cuando los Pucci invitaron a Pardo a subir Chirripó, no planeaban hacer un libro, simplemente los llamaba la montaña. Qué mejor señal, que un escritor fuera testigo y parte de la travesía. Así fue como Arturo terminó escribiendo esta crónica.

Pardo se ha desenvuelto en la comunicación y tiene una cercanía con las artes, a través de la música y la actuación.